La sociedad actual recibe la influencia de multiplicidad de nuevas tecnologías. Entre ellas podemos nombrar algunas más tradicionales, como la radio y la televisión, así como también otras de última generación, como los reproductores de video y de audio o los celulares, tablets y consolas de videojuego. Las TIC posibilitan la producción de recursos integrando texto, imagen, audio, animación, video, voz grabada y elementos de software. A su vez, estos recursos se pueden almacenar en una computadora o en la nube (espacios de almacenamiento virtuales como Dropbox, Google Drive, etc.) para luego ser compartidos por diferentes medios como correo electrónico, weblogs, redes sociales y pendrives, entre otros. Frente a este contexto, las redes son los negocios más rentables y la multiplicidad de recursos a disposición es sumamente aprovechable desde el punto de vista empresarial. Si querés emprender en estos tiempo sin dudas es imprescindible tener en cuenta que estamos frente a una verdadera revolución cultural, que llegó para quedarse.